Con mucho llanto y dolor velan los restos de madre e hija ultimadas por expareja de esta.

Loading...

Por Patricia Dipre

Santo Domingo, RD.- Entre el dolor y la impotencia son velados los restos de Elida Cabrera Toribio y de su madre Confesora Cabrera, luego de que la pareja de Cabrera Toribio les arrancara la vida, en un acto feminicida la noche del 31 de diciembre en los Guaricanos, del Distrito Nacional.

La desgracia de la sombra del feminicidio sorprendió la noche de este fin de año a la familia Toribio, cuando Juan Recio alias prietico, alistado de la Policía, penetró a la vivienda de su ex suegra y sin mediar palabras emprendió a tiros.

Desconsolada una de las hijas de Confesora Toribio cuenta como el homicida aún estando separado de su hermana era querido en la familia.

Impotente, otro de los vástagos de la señora Toribio relata que por más de 20 años su familia luchó para que su hermana no mantuviera esta relación, que se tornaba violenta desde el noviazgo.

Amigos cercanos a la familia afirman que con esta tragedia también mueren dos mujeres entregadas al bien de la comunidad.

Según relató fuera de cámaras otro pariente de las víctimas y quien fue testigo presencial del hecho fatídico el homicida-feminicida abandonó la casa y no satisfecho con el hecho realizó varias llamadas en procura de también dar a sus tres hijos procreados con Cabrera Toribio, objetivo que no cumplió y quienes estuvieron bajo la custodia de la Policial.

Recio de unos 40 años permanece prófugo y se espera que en las próximas horas la Policía ofrezca detalles del caso.

Los restos de Elida Cabrera Toribio, de 32 años y de su madre Confesora Toribio, serán sepultados este miércoles en el cementerio de los Guaricanos.

Loading...
Loading...