Lo culparon de un robo y lo torturaron con métodos de la era de Trujillo, observa como fue todo.

Loading...

PUERTO PLATA.- Familiares de un joven de 18 años de edad que fue salvajemente golpeado y violado en esta ciudad dentro de una vivienda del residencial Cerro Mar, exigieron a las autoridades competentes una exhaustiva investigación del caso.

Wilmi Díaz fue golpeado y violado con un palo de escoba, tras ser acusado de robo por una mujer solo identificada como Marielis, a la cual habitualmente le cuidaba los niños cuando esta salía.

Se supo que la golpiza le fue propinada a Díaz por tres personas a primeras horas del sábado, cuando Marieles supuestamente regresó borracha a su vivienda acompañada de su esposo y de su hermano y cuando se dieron cuenta del robo que habían hecho en la casa, culparon al joven que se encontraba durmiendo y le entraron a golpes, causándole múltiples heridas y traumas.

Los agresores del joven también lo torturaron, causándole graves quemaduras tras pegarle a su cuerpo planchas calientes y cigarros encendidos, cortaduras con cuchillo, golpes, le rasuraron las cejas e intentaron cortarle los dedos de su mano derecha con la cuchilla de una licuadora.

Por la agresión de que fue víctima el joven, este no pudo asistir a la investidura del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) donde se graduaría de un curso de contabilidad, ya que en vez de llevarlo a un centro de salud, una patrulla policial lo mantuvo retenido hasta las 2:00 de la tarde.

Tras el gran alboroto causado por vecinos del lugar, a los agentes de la Policía Nacional no les quedó otra opción que llevar casi inconsciente a Wilmi Díaz al Hospital Docente Universitario Ricardo Limardo, donde recibió atenciones médicas, siendo curado de las heridas y quemaduras recibidas.

Luego los uniformados lo trasladaron hacia la Dirección Regional Norte de la Policía Nacional donde es mantenido detenido, debido a que Marielis lo acusa de presuntamente robarle la suma de dinero y varias prendas preciosas.

Los parientes del agredido culpan a los agentes policiales de supuestamente haber recibido dinero de la mujer, quien habitualmente contrataba a Díaz para que le cuide sus hijos para ella “irse de parranda”, por lo cual exigen a las autoridades judiciales investigar dicha situación.

Loading...
Loading...